Diferencias Entre Tornado Y Huracán

Tanto los tornados como los huracanes pueden causar un gran daño, pero son dos tipos diferentes de tormentas. Una de las importantes diferencias entre tornado y huracán es su tamaño relativo. Un huracán es fácilmente visible desde el espacio porque cubre una porción significativa de la superficie de la Tierra. Un tornado, por otro lado, rara vez es visible desde el espacio porque es más pequeño y está oculto bajo las nubes desde donde se formó.

Tornado

Los tornados ocurren en la mayor parte del mundo. Sin embargo, son más frecuentes en las planicies continentales de los Estados Unidos. Se identifican típicamente como un embudo de aire en espiral que desciende de la base de las nubes a la tierra. El tornado suele ser estrecho, de aproximadamente 1/2 km de ancho y rara vez se mueve más de 20 km.

Es una columna de aire que gira de manera violenta y se extiende desde una tormenta en el cielo hasta el suelo. A menudo es presagiado por un cielo oscuro y verdoso. Nubes negras de tormenta se reúnen. Se puede manifestar con la presencia de granizo del tamaño de una pelota de béisbol. De repente aparece un embudo, como si descendiera de una nube. El embudo golpea el suelo y ruge hacia adelante con un sonido como el de un tren de carga que se aproxima. El tornado arranca todo a su paso.

Los tornados más violentos provienen de supercélulas, grandes tormentas que tienen vientos ya en rotación. Cerca de una de cada mil tormentas llega a convertirse en una supercélula, y una de cada cinco o seis supercélulas a su vez genera un tornado. Como los huracanes, el mecanismo preciso de cómo se forma el embudo no se comprende.

Huracán

Las tormentas tropicales comienzan dentro de los 8º y 15º norte y sur del ecuador, donde las temperaturas de la superficie del mar alcanzan los 27ºC. El aire sobre el mar cálido se calienta y se eleva. Esto provoca baja presión.

El sistema meteorológico genera calor que alimenta la tormenta, lo que aumenta las velocidades del viento. Esto hace que la tormenta tropical se sostenga a sí misma. Las tormentas tropicales dependen del aire cálido y húmedo del mar, por eso se extinguen en la tierra.

Los huracanes comienzan como un disturbio tropical que se genera en las aguas cálidas del océano. Sobre todo en aquellas con temperaturas de superficie de al menos 80 grados Fahrenheit (26.5 grados Celsius). Estos sistemas de presión baja son alimentados por la energía del mar cálido. Si esta tormenta alcanza velocidades de viento de 38 millas (61 kilómetros) por hora, entonces se le conocerá como una depresión tropical.

Los huracanes giran alrededor del “ojo”; este es un centro de baja presión en el medio de la formación. El aire que se hunde hace que esta área de 20 a 30 millas de ancho (32 a 48 kilómetros de ancho) sea notoriamente tranquila. Pero el ojo está rodeado por una “pared ocular” circular que alberga los vientos y la lluvia más fuertes de la tormenta.

Diferencias entre Tornado y Huracán

Un huracán se forma sobre los océanos tropicales en los que el agua tiene al menos 27 grados centígrados (80 grados Fahrenheit). El aire cálido y húmedo que sube a la troposfera superior y es impulsado por fuertes vientos tropicales crea una baja presión a nivel del mar. El aire del entorno se apresura a igualar la presión y también aumenta, mientras que el aire frío cae desde la parte superior del sistema meteorológico, lo que eventualmente produce la forma característica de la tormenta en forma de espiral.

Un tornado por su parte se forma sobre la tierra en grandes nubes de tormenta. La nube en forma de embudo que eventualmente aterriza como un tornado es el resultado de la cizalladura del viento horizontal entre dos áreas de presión diferentes en la nube. Esta es una de las diferencias entre tornado y huracán.

Cuando un tornado toca tierra, el diámetro de su embudo rara vez tiene más de 500 metros (0.25 millas) de ancho; el embudo más grande jamás registrado fue de 4 kilómetros (2.5 millas) de ancho.

Un huracán es lo suficientemente grande como para afectar a estados enteros o países pequeños; Los huracanes son típicamente de 100 millas de ancho, pero algunos pueden crecer a un tamaño tal que someten un área de 500 millas a través de vientos con fuerza de vendaval. Un huracán puede durar días o semanas, pero un tornado es generalmente un fenómeno de corta duración que por lo general no dura más de una hora.

Una tormenta tropical se convierte en un huracán cuando los vientos en su interior alcanzan una velocidad de al menos 119 kilómetros por hora (74 millas por hora), pero un huracán de categoría 5, el tipo más fuerte, tiene vientos que superan los 250 kilómetros por hora (155 millas). Los vientos en la circunferencia de una nube en forma de embudo de un tornado soplan más rápido.

Los más fuertes tornados presentan vientos que soplan a velocidades de 483 kilómetros por hora (300 millas por hora) o más. Los tornados con estas velocidades máximas del viento son ejemplos de tornados F5 en la escala Fujita-Pearson o F ,. En el extremo inferior de la escala, un tornado F0 tiene vientos de 64–166 kilómetros por hora (40–72 millas por hora).

Otra de las diferencias entre tornado y huracán es que los tornados son mucho más comunes, con aproximadamente 800 a 1000 en los Estados Unidos cada año. Cada año solo se producen alrededor de 10 tormentas tropicales en el Océano Atlántico que se consideran huracanes.

Se pueden predecir los huracanes y, por lo general, tiene varios días de advertencia anticipada, mientras que los tornados se activan rápidamente, por lo que generalmente no tienen más de 30 minutos de aviso.

Los huracanes son mucho menos comunes, pero también pueden causar mucho más daño. Los tornados son bastante comunes y vienen y van bastante rápido. Todavía pueden causar daños, pero no se consideran tan graves como lo son los huracanes.

►►También te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario